Make your own free website on Tripod.com

FAUNA DE SABANEQUE

OFIDIOS

INDICE
PROTOZOOS
CELENTERADOS
GUSANOS
CRUSTACEOS
ARACNIDOS
INSECTOS
MIRIAPODOS
MOLUSCOS
PECES DULCEACUICOLAS
PECES CIEGOS
ANFIBIOS
LAGARTIJAS
OFIDIOS
TORTUGAS
AVES
GALLIFORMES GRUIFORMES CHARADRIIFORMES PODICIPEDIFORMES PELECANIFORMES PROCELLARIIFORMES CICONIIFORM
FALCONIFORMES STRIGIFORMES CAPRIMULGIFORMES
COLUMBIFORMES PSITTACIFORMES CUCULIFORMES APODIFORMES TROGONIFORMES CORACIIFORMES PICIFORMES
PASERIFORMES
CINEGETICA
MAMIFEROS
MURCIELAGOS
VENADOS
MANATI
INTRODUCIDOS
MUSEO DEL MAR
CUEVA DE LA JUTIA
CUEVA DEL CALOR
PALMITA DE JUMAGUA
LEYENDAS DEL MOGOTE
ENLACES (LINKS)
VIDEOS

SERPENTES

Familia: BOIDAE

tt-maja-ataque.jpg

________________________________________________

EL ULTIMO REFUGIO DE LOS REPTILES

 

     En cierta ocasión, encontrádome en el batey de Armonía (entre Sagua y Uvero) me llamó la atención una gran muchedumbre que corría detrás de una carreta de bueyes. Al acercarme por curiosidad pude comprobar que el motivo de tal algarabía lo era el más común de los “trofeos guajiros”, un Majá de Santa María. Esta belleza de nuestra fauna tiene la fatalidad de simbolizar lo monstruoso y el “cortarle la cabeza” es un hecho tradicional casi genético en el hombre desde la época del génesis bíblico. El campesino los mata con el pretesto de que “le comen los pollos”,pero eso no quiere decir que un ganadero o un pescador los deje de matar; personalmente creo que los matan por “miedo”, un miedo ancestral que quizás se deba simplemente a su forma siniestra de deslizarse, al veneno de sus parientes continentales y al simbolismo satánico con que se ha asociado a través de los tiempos. A esta inofensiva boa cubana se le da casa no por sus acciones sino producto de su desgraciado fenotipo.

 

     Los Mogotes de Jumagua se han convertido en uno de los últimos refugios para esta boa endémica cubana en la región y la protección de especies nativas en peligro de extinción debe aparecer entre las primeras prioridades de los sagüeros que han tenido la bendición de contar con este jardín de los gemelos.El Santa María o Epicrates angulifer es la boa más pequeña del mundo (debería aparecer en el Guinnes Book of World Records), no es venenosa y solo puede estrangular a animalitos pequeños; es muy huidiza, nunca ataca al hombre a no ser que se le moleste mucho, hecho tan usual en todo el reino animal empenzando por nuestro mejor amigo el perro.

 

     Por orden de tanmaño el “Majá Bobo” (Tropidophis melanurus) aún es más abundante en El Mogote, es de color gris con manchas negras y blancas. Durante un régimen de mediciones que efectué durante la década pasada la mayoría de los ejemplares oscilaron entre 0.80 y 1.00 metros, aunque obtuve un record de 120 centímetros en un individuo el cual conservo disecado en mi colección con vistas a nuestro futuro museo de ciencias naturales. Deben destacarse los cativos, Natrix y Tretanorinus que nunca desaparecen de Cueva del Agua a pesar del retiro del manto freático durante el otoño e invierno. Lo mismo ocurre con la jicotea fluvial (Pseudemys decussata) solo que durante el retiro de las aguas estas esperan sepultadas en el húmedo fango el refreso de las mismas. Durante toda esa espera dichos quelonios pierden poco más de un tercio de su preso normal, siendo esta la época que aprovechan los cazadores para hacerse comodamente de gran cantidad de cabezas. Es muy triste observar la enorme cantidad de carapachos esparcidos a todo lo largo del camino entre las lomas y el poblado de Jumagua, pero por suerte un gran porciento de los individuos logran escapar y refugiarse en la complicada red de túneles donde el hombre no puede penetrar.

     Es un hecho curioso que la única cueva de Cuba donde viven jicoteas lo sea nuestra Cueva del Agua. Existe la encantadora posibilidad de que esta gran población no sea más que el producto de un criadero artificial utilizado por los indios de la región en tiempos pasados. Las excavaciones arqueológicas y calas de prueba confirman la presencia de estos quelonios en épocas precolombinas.

animals_snake2.gif

NUESTRAS FUENTES SISTEMATICAS Y TAXONOMICAS

 

     La primeras colectas de reptiles que hicimos permanecieron por algunos años en el nivel de familias, pero con el tiempo y la ayuda de Rivero en La Habana hemos podido actualizar nuestro conocimiento. Hace ya algunos años hemos establecido una gran amistad epistolar con Mister Archie Carr un biólogo americano residente en Florida al que le enviamos un “tag” que encontramos en una tortuga y desde entonces nos ayuda en claves y taxonomía de reptiles.

LA MADRE AGUA (Leyenda de El Magüi)

tt-cuevadelagua-huellas.jpg

    Desde la época de nuestros bisabuelos (quizás más atrás en el tiempo) existe la fascinante leyenda sobre un enorme reptil que habita en las profundidades de Cueva del Agua en El Mogote. “La Madre de Agua” como la llaman los campesinos de la región, ha sido vista por pocos aunque buscada por muchos. El ofidio en cuestión tiene “el grosor exacto de una palma” y todo eso lo hemos narrado en el capítulo referente  a “Los Mitos y las Leyendas del Mogote” e incluso este mapa lo confeccionamos en una libreta de campo cuando nuestras jóvenes mentes vieron por primera vez unas enormes huellas que se perdían en la profundidad de la Cueva del Agua y nos dimos a la tarea de montarle guardia al enorme reptil que allí pudiera habitar.

 

     Pero tampoco éramos tan fantasiosos de creer  a a plana y renglón sobre la existencia de una enorme bestia prehistórica pues teníamos la tesis de que nuestra mascotica “El Magüi” bien pudiera ser alguna anaconda o o pitón que se huviera soltado en la cueva por manos de algún marino mercante de  épocas anteriores.

 

     Así fue como buscando a la boa gigante nos tropezamos con la boa más pequeña del mundo el Epicrates angulifer o Majá de Santa María el cual tiene una presencia cuantiosa en las cavernas de los Mogotes de Jumagua y siendo una especie tan odiada por los campesinos que los persigue y les corta la cabeza con su machete, nos ha puesto a pensar de que quizás esta gran población haya sobrevivido gracias a la tenebrosa leyenda de la Madre Agua, devoradora de hombres y su ganado la cual nunca dejó acercar a ningún intruso a su madriguera. Con el tiempo también encontramos que las enormes, profundas y redondeadas huellas que se perdían en la profundidad de la cueva no eran más que rastros de palmas y troncos que el manto freático arrastraba durante la época del bajante y que luego el fango al endurecer las mostraba muy misteriosas.

SERPIENTES

 

 

     El Majá de Santa María o Boa de Cuba (Epicrates angulifer Cocteau et Bibron)

tt-majasantamaria_majabobo.jpg

El primer ejemplar que disecamos proveniente de Cueva del Calor tenía en su estómago a 4 murciélagos de la especie Artibeus jamaicensis parvipes lo cual nos hizo suponer que este era uno de sus principales alimentos ya que jamás sale de esta cueva. Posteriormente observamos como levantan el primer tercio de su cuerpo y con la boba medio abierta capturan a los murciélagos en pleno vuelo, cosa que no es mucha azaña en una cueva donde vuelan cientos de ellos todo el tiempo. También los hemos visto capturando al murciélago en el suelo cuando aletea después de una caída. En el bosque vimos como uno de ellos tragaba a un Arriero (Saurothera merlini) sobre la rama de un árbol. Es una especie muy perseguida por los cazadores que usan su manteca como fármaco, su piel en la industria de zapatos, cintos, correas, y su carne como apetitoso alimento. Los campesinos los matan simplemente porque les comen sus aves de corral. En las cuevas de los Mogotes de Jumagua tenemos la suerte de contar con una gran población.  (Ver: “La Cueva de los Majáes”).

Familia: TROPIDOPHIIDAE

MAJA BOBO (Tropidophis  melanurus melanurus Schlegel); el primer ejemplar reportado cientificamente proviene de Orlando Garrido en Cueva del Agua y nuestro grupo espeleológico “Sabaneque” lo ratificó unos años después cuando en 1971 lo capturamos nuevamente en la misma caverna y el 1ro de  Agosto del próximo año en la Cueva del Laguito capturamos un hermoso ejemplar de 120 centímetros de largo el cual ha sido hasta el momento nuestro mayor record. Muchos otros ejemplares han sido colectados, medidos y luego devueltos a su medio ambiente. A este grupo de l género Tropidophis se les llama comúnmente “majasitos” por su tamaño medio entre “el majá cubano” y las pequeñas “culebras y jubos”.

Familia: COLUBRIDAE

JUBO (Alsophis cantherigrus)

CATIBO COMUN (Tretanorhinus variabilis), una especie común en las aguas dulces de los Mogotes de Jumagua sobre todo en Cueva del Agua , repudiado por los pescadores por su forma repugnante

CATIBO DE MANGLAR (Nerodia sipedon), es la serpiente americana tan común en nuestros mangles.

_________________________________________________________________________________

TAXONOMIA DE LOS OFIDIOS DE SABANEQUE

 

Fylum: Chordata

      Subfylum: Vertebrata

                Clase: Reptilia Laurenti, 1768

                      Orden: Squamata Oppel, 1811

                                Suborden: Serpentes Linnaeus, 1758

 

                                         INFRAORDEN: Alethinophidia Nopcsa, 1923

 

                                                      FAMILIA: Boidae Gray, 1825

                                                                 Subfamilia: Boinae Gray, 1825

                                                                           Género: Epicrates Wagler, 1830

                                                                                               Epicrates angulifer

 

                                                    FAMILIA: Tropidophiidae Brongersma, 1951

                                                                           Género: Tropidophis Bibron in Sagra, 1843

                                                                                                Tropidophis melanurus

                                                                                                Tropidophis feicki (Jubito de Rayas)

                                                                                                Tropidophis pardales

                                                                                                Tropidophis semicinctus

 

                                                    FAMILIA: Colubridae Oppel, 1811

                                                                           Género: Alsophis Fitzinger, 1843

                                                                                                Alsophis sp

                                                                                                Alsophis cantherigerus (Jubo)

                                                                           Género: Arrhyton Günther, 1858

                                                                                                  Arrhyton sp

                                                                      Género: Tretanorhinus Duméril, Bibron and Duméril, 1854

                                                                                     Tretanorhinus variabilitis (Catibo de Agua Dulce)

                                                                           Género: Natrix

                                                                                                 Nerodia clarki (Catibo de Manglar)

 

CONTADOR DE VISITAS

Tintin Collection 1985